Elimina “tu” Windows

Microsoft Windows funciona bien – entonces, ¿cómo puede ser tan malo?

Aparte de herir tu billetera, usar Microsoft Windows hiere tus libertadas seriamente. Aquí están nuestras cuatro razones por qué evitar Windows y el Software privativo es importante.

1. Licenciamiento

Windows y Office son licenciados, no vendidos – efectivamente, esto significa que ningún usuario puede jamás ser dueño de ellos.

En vez, al usar estos productos, debemos aceptar una serie de restricciones serias acerca de quién puede usar el Software, en qué computadora y qué puede hacerse con él.

Estas restricciones legales son muy fáciles de violar accidentalmente: manteniendo tu Software al remplazar tu Hardware, o regalando tu Software una vez que terminaste con él es generalmente ilegal.

2. Sin Alternativas

Microsoft trabaja fuerte para atraparnos en sus productos.

Si quieres comunicarte abiertamente (Office no puede leer o escribir archivos guardados en formatos abiertos), asegurar acceso continuo a tu propio trabajo (los formatos nativos de Office cambian todo el tiempo), o realmente elegir tus programas (algunos ni siquiera pueden ser desinstalados), los productos de Microsoft no son para ti.

3. Sin Código Fuente

El código fuente (los detalles de cómo funciona un programa) de Windows y el software privativo están escondidos.

Por ello, a nadie se le permite legalmente entender como los productos de Microsoft funcionan – esto restringe a los usuarios de pedir a un programador que corrija errores, adapte el Software a sus necesidades, o simplemente evalúe qué tan bien es conservada su privacidad. Esto, sin embargo, le fascina a la industria del Software de seguridad, en el cual Microsoft es un significante jugador ahora.

4. Cultura y Control

Los tres puntos de arriba, combinados con el uso de DRM y computación confiada, hacen a Microsoft enfermizamente apropiados para tener un monopolio sobre el mundo del Software.

Una cultura realmente libre requiere trasparencia en la forma que el Software funciona. Requiere que los usuarios finales mantengan el control total sobre los medios e información que compran. Requiere que sus pares (y luego sus hijos) puedan leer y construir sobre su trabajo, con el Software que compran y confían.

Todo el Software de Microsoft es propietario y, sea gratis o no, usarlo sistemáticamente requiere que renuncies a muchos derechos y libertades.

Las buenas noticias es que no tienes por que aceptar los problemas y restricciones de arriba. GNU/Linux (como todo el Software libre) fueron desarrollados por esas razones.

Basado en el trabajo original del sitio: http://www.getgnulinux.org, liberado bajo la Creative Commons Attribution 2.0 License

¿Cómo sigue esta historia? Ház el cambio!

This entry was posted in Free & Open, Mocosoft. Bookmark the permalink.