Visual Studio 2010 Beta I – primeras impresiones

Ayer descargué y hoy estuve probando la Beta 1 del Visual Studio 2010. Lo instalé a recomendación de un amigo quien me comentaba que el soporte para C++ habría recibido mucho amor para esta versión. La beta se puede descargar gratuitamente de Microsoft.

Visual Sudio 2010 Beta I

Visual Sudio 2010 Beta I

Instalación

El proceso de instalación es el clásico de la versión express de estos productos, donde uno descarga un pequeño download manager que corrobora las dependencias a instalar y luego descarga todo el software necesario. Tras un breve checkeo e indicar que quería instalar el entorno de desarrollo de C++ y .NET, el programa decidió que necesitaba instalar 4.5 GB, proceso que tomó no menos de 6 horas en completar (!).

Probando el Asunto

Una vez instalado, procedí a iniciar el IDE y probar crear distintos tipos de proyectos. Según anuncian en Microsoft, el nuevo IDE está implementado en WPF y cuenta con una interfaz simplificada, orientada a reducir el “clutter” del mismo para no abrumar al usuario. Si esto es cierto, debo confesar que no me dí cuenta.

Personalmente, a nivel de IDE, no noté la gran diferencia entre esta versión de Visual Studio y la vieja 2003, más allá que ahora el panel de fondo es azul en vez de gris (por algún motivo). De hecho, a medida que uno comienza a trabajar con el mismo, resulta fácil encontrar viejos diálogos de Visual Studio 2003 (o anteriores!), sobre todo cuando uno configura las bibliotecas externas que el proyecto utilizará.

También es fácil encontrar botones que no hacen nada (principalmente en el diálogo de convertir proyecto de versiones anteriores de VS a la actual), aunque esto es esperable en una Beta.

Visual C++ 10

A nivel de C++, una de las cosas que quería probar era la posibilidad de configurar la apariencia visual de la aplicación cuando se trabaja con MFC. Visual Studio 2010 ofrece varias configuraciones predefinidas que permiten que el esqueleto del proyecto ya incluya todo el código de setup de una UI estilo Visual Studio (sí, por si uno quiere implementar un IDE usando Visual Studio) o bien Office 2007 (para potenciar nuestras aplicaciones con el controvertido Ribbon).

Lo encontré algo práctico para quienes desarrollan MFC y quieren implementar una aplicación que caiga en estas “plantillas”, sin embargo, me sorprendió que no se brindara una funcionalidad equivalente para proyectos C#. Los aficionados de la plataforma podrán argumentar que C# puede llamar a código C++ y por lo tanto, importar la MFC de alguna manera y poder construir su interfaz con el Ribbon. No tengo idea si funcionaría, ya que de momento las aplicaciones plantilla de C# son WinForms y WPF.

Lo último que probé fue portar una aplicación desarrollada en C++ que siempre se habría compilado con GCC. De por sí portar el código fue una tarea sencilla: simplemente incluir un header que faltaba (<algorithm> para usar sort) y definir M_PI, el cual no se encuentra en <cmath> (??).

El gran problema fue, como siempre, importar las bibliotecas que el proyecto requería. En este caso: SDL. El proceso fue exactamente el mismo que realizabamos tanto en Visual Studio 2005, así como en Visual Studio 2003 antes que él (incluso utilizando los mismos diálogos de hace al menos 7 años, los cuales no se caracterizan por estar hechos en WPF sino por utilizar los prehistóricos íconos de 16×16 píxels legados de la era de Windows 2000).

Conclusión

Visual Studio 2010 es un update estrictamente incremental, al menos en cuanto a términos de desarrollo de C++ refiere. Si bien el compilador de Visual C++ ahora incluye soporte parcial para algunas de las nuevas características del lenguaje y el IDE se haya reescrito usando WPF, la manera de trabajar con el mismo es exactamente la misma que desde hace casi un década, fallando en simplificar el flujo de acciones que permiten crear, desarrollar y realizar mantenimiento a proyectos C++.

This entry was posted in Mocosoft, Programacion. Bookmark the permalink.