Debian en mi PC viejo

Les presento al “dell”, un PC de escritorio de 1996. El dell es un equipo de configuración muy modesta que ostenta un lujoso procesador Pentium de 100 MHz, 32MB de RAM y un disco de 2.1 GB. ¿Su Sistema Operativo? Debian GNU/Linux 4.0, la última versión de Debian a la fecha!

¿¿Cómo es esto?? – Aunque no lo crean, el problema principal para instalar Linux en este PC no fue su Hardware, sino que su BIOS de más de 10 años no era capaz de bootear de nada que no fuera un disquette o un disco duro, a lo que se sumaba el problema de que otra vuelta (haciendo unos experimentos) le había quemado la controladora de la disquetera, por lo cual no podía instalar nada…

Hacía tiempo que estaba con esto en la mente y la solución al final fue mover el disco a otro PC que tuviese una arquitectura compatible de discos (IDE en este caso) e instalar directamente en esta otra máquina. Por diversas razones (quizás un poco influenciado por ayer) la distribución ideal resultó ser Debian.

Para instalar utilicé el CD de netinstall (que puede encontrarse aquí), el cual se encarga de instalar únicamente un sistema mínimo que uno puede luego configurar vía apt-get, agregando los paquetes y utilidades que se deseen.

Si bien todo anduvo de maravilla en el equipo en que realicé la instalación, el problema fue luego llevar el disco devuelta al Hardware donde realmente residiría, “el dell”. Aquí no solo noté la gran diferencia de velocidad (claro, estaba pasando de un Athlon a un Pentium de 100, y de 128MB de RAM a 32), sino que además la tarjeta de red no andaba… esta tarjeta ya me había dado algunos problemas con otras distros como MuLinux.

Sin rendirme probé hacer un listado de los dispositivos PCI detectados (lspci) para ver si al menos la tarjeta había sido detectada, lo cual para mi sorpresa sí ocurrió. Allí vi que se trataba de una “tulip compatible”, las cuales a veces tienen problemas con Linux. Por suerte un driver apropiado se había copiado en la instalación mínima (tulip) y noté que con cargarlo y ejecutar un cliente DHCP sobre la interfaz (dhclient eth1), ésta era asignada una dirección IP por el router en casa. Eureka!

Les cuento cómo quedó la instalación al final. Recuerden que estamos hablando de un Pentium de 100MHz con 32MB de RAM y disco de 2.1 GB. La versión de Debian instalada fue la 4.0 –sí, la versión más reciente de esta distribución, para nada Software viejo, sino todo lo contrario.

Me preguntarán que pasó con ese pobre disco y la escasa memoria, pues ahí va:

ale@debian:~$ df -h
Filesystem Size Used Avail Use% Mounted on
/dev/hda1 1.9G 464M 1.3G 26% /

De los 2.1GB del disco, la instalación consumió solo 464MB, a lo cual restamos también el espacio destinado a la partición de swap: unos 111MB, por lo cual nos quedan 1.3GB para nuestras cosas.

Con respecto a la RAM:

ale@debian:~$ free -t
total used free shared buffers cached
Mem: 29732 26420 3312 0 2564 13220
-/+ buffers/cache: 10636 19096
Swap: 108856 0 108856

Aquí es donde estamos más ajustados, con ~26 MB de ~29 disponibles, pero recuerden que esto incluye también memoria en caché, la cual no está realmente ocupada por los procesos. Así mismo vemos que los ~108 MB de swap están 100% libres.

Pues bien, ahí quedó, pronta y ya con un servidor de ssh. Creo que lo que más se rescata de esta experiencia fue el poder sacar el obsoleto Windows 95 que tenía y reemplazarlo por lo último de Debian, sin necesidad de adquirir nuevo Hardware.

Claramente el desempeño no es el mismo que obtendría en un PC de hoy en día, pero al menos sirve para probar dos cosas:

1) que al Hardware viejo se le puede dar alguna utilidad antes de tirarlo a la basura, como repositorio de archivos, servidor Web, etc, ¿quién no tiene un PC viejo por ahí y no sabe qué hacer con él?

2) que no necesariamente debemos utilizar Software obsoleto para hacerlo andar, como este PC que está corriendo la última versión de Debian 😉

> Otros tutoriales en Varrojo@Linux

This entry was posted in Hardware, Linux, Tutoriales. Bookmark the permalink.

3 Responses to Debian en mi PC viejo

  1. Esteban says:

    Siempre digo que cuando se quiere se puede y este es otro caso que lo demuestra, además claro está de las bondades de Debian para con todo tipo de máquinas.

    Saludos.

  2. mapacheUY (Alejandro Ferrari) says:

    Muy buena tu experiencia, yo estoy por encarar tambien una situ similar, una laptop ibm p2 con 32 de ram sin cdrom y disketera que lee cuando lo desea. Disco me sobra, 40GB, bueno vamos a ver como va. Deseame suerte.

  3. Varrojo says:

    Mucha suerte tocayo! Comentanos que tal te fue!

Comments are closed.