La guerra terminó (ganó Python)

Ok, quizás no fue una guerra en el mismo sentido que cuando la gente habla de Firefox vs. Internet Explorer, o Windows vs. Linux, pero es sabida la pequeña competencia que hay entre los lenguajes Ruby y Python.

Ruby tuvo su auge alrededor del 2003 o 2004, donde se volvió popular tras la aparición del framework “Rails” (deben haber oido hablar de “Ruby on Rails”), una API que permite crear sitios Web basados en el patrón MVC con acceso a base de datos.

La principal ventaja de Ruby on Rails era justamente su sencillez. Recuerdo haber ido a una charla de Enrique Place en el Día Debian de hace un par de años donde presentaba dos imágenes, cada una con una pila de libros considerados “esenciales” para aprender una determinada plataforma. Por un lado estaba la pila de J2EE, básicamente un conjunto de unos 20 libros que abarcaba desde JSP’s y Servlets hasta Tomcat, Struts y JSF. Por otro lado estaba la pila de Ruby on Rails: 3 libros. Todo apuntaba a que en el futuro, las plataformas principales de desarrollo de aplicaciones y sitios Web serían tres: .NET, J2EE y Ruby on Rails. No obstante, las cosas no fueron tan así.

De pronto la gente comenzó a darse cuenta que las aplicaciones desarrolladas con Ruby on Rails no eran tan convenientes como se decía (a pesar de que no era necesaria mucha experiencia para comenzar a hacer sitios Web). Creo que recuerdo algún artículo en Slashdot que mencionaba los costos secundarios que traía desarrollar aplicaciones sobre esta plataforma (mano de obra, mantenimiento de las aplicaciones, etc.).

Como era de esperarse, eventualmente también aparecieron un par de frameworks para Python de desarrollo de sitios Web: primero TurboGears, aunque no he oido hablar de él desde hace tiempo, y luego Django. Django se ha vuelto muy popular para el desarrollo de sitios Web basados en tecnología Open Source, y de hecho no me sorprende escuchar más de él estos días que de Ruby on Rails.

Creo que mis sospechas terminaron de confirmarse en una charla “a todo Ruby” por parte del UyLUG a la que concurrí hoy. Mi amigo Alejandro Esperón (Ratman) me comentaba lo no-tan-sorprendido que se encontraba al darse cuenta de que eramos tan solo 12 asistentes en la jornada. Yo le pregunté si le parecía poco, a lo que me contestó que en la jornada anterior del ciclo de charlas del UyLUG, las jornadas “a todo Python”, asistieron aproximadamente 40 personas.

¿Dónde está Ruby hoy?

This entry was posted in Desarrollo Web, Hardware, Programacion. Bookmark the permalink.

3 Responses to La guerra terminó (ganó Python)

  1. El hecho que hayan ido solo 12 personas a las charlas “A todo Ruby” solo significa que tuvo muchisima menos difusión que en la jornada “A todo Python” (fueron más de 60 personas en realidad). El trabajo de difusión que se hizo en la jornada sobre Python fue mayor, con más tiempo,más extenso y con mucho más bombo y platillos que la de Ruby, lo cual lamento por ser uno de los co-organizadores de los Ciclos y me siento responsable de ese hecho. La convocatoria salio en la misma semana que la fecha de la charla.

    De hecho hoy hay un grupo que esta creciendo de gente que esta trabajando en el desarrollo de aplicaciones con Ruby On Rails aqui en Uruguay (Ruguy:http://groups.google.com/group/ruguy).

    Aun no esta claro que Python sea ganador de esta guerra, creo que todavia falta y no dudo que va a seguir avanzando.

  2. También se esta formando un grupo de usuarios de python (http://groups.google.com/group/pyuy)

  3. Varrojo says:

    Hola Federico,

    Es cierto lo que comentás. Pudo haberse debido a un problema de difusión, sin embargo, personalmente pienso que Python está creciendo a un ritmo más acelerado que Ruby.

    Tomemos como ejemplo los laptops del Plan Ceibal.

    El lenguaje predilecto para el desarrollo de Actividades (programas) es Python, sus APIs principales son PyGTK y Pygame. Esto estaría llevando a que todo interesado en desarrollar para esta plataforma opte principalmente por Python, antes que por otros lenguajes.

    A esto se suma el hecho que (con suerte) quizás dentro de poco se comience a enseñar programación en las escuelas públicas y que los niños a los que hoy se les está dando laptops sean programadores Python en unos años. Ciertamente no debemos dejar a un lado todo lo que el Plan Ceibal estaría implicando.

    Saludos,
    Varrojo.-

Comments are closed.